domingo, 9 de noviembre de 2008

IRMA, LA DULCE

Hoy haremos un recorrido por la trayectoria de un personaje secundario de la principal serie de Ibáñez, Mortadelo y Filemón. Se trata de la señorita Irma, la sexy secretaria de la TIA que conoció una vida corta desde los años 87 al 90, siendo en la inmensa mayoría de las ocasiones, pasto de los apócrifos que el autor tuvo en ese periodo. Con respecto a su creación, Ibáñez ha declarado que intentó acallar los rumores acerca de la posible homosexualidad de sus agentes, a la vez que daba una cepillada a la secretaria de su editor alemán. Esta explicación es coherente, pues nótese que "Irma" es un nombre típicamente germánico, aunque, paradójicamente, en el país teutón no se ha mantenido el original y el personaje es conocido como Fraülein Tussy. Pero no nos vamos a detener en esta ocasión en esos aspectos, sino en la evolución de la señorita Irma en la serie, desde su esplendor inicial hasta su desaparición al poco tiempo.

El personaje debutó en la historieta Terroristas (1987), que supuso la vuelta de Mortadelo y Filemón tras la salida de Ibáñez de Bruguera. La incorporación de este nuevo personaje puede responder a un cierto aire nuevo que se pretendía dar a la serie. En su primer momento, Irma no era una simple secretaria, sino miembro de la sección de Terrorismo, lo cual suponía un cargo de mayor responsabilidad, pues era la encargada de informar a Mortadelo y Filemón de las misiones y de mandarlos a las mismas.

Aunque en un primer momento Mortadelo estaba predispuesto en contra del nuevo fichaje, pronto sucumbirá a sus encantos e iniciará una campaña de cortejo que desatará las iras de su eterna enamorada, Ofelia. Irma, por su parte, pretende conciliar a la obesa secretaria con Mortadelo y Filemón y le sigue el juego al primero, aceptando que la lleve a casa en moto, siguiéndole las bromas y considerándolo un héroe (llega incluso a besarlo), aunque al final la ineptitud de Mortadelo la lleva a querer darle caza y captura como una más de la TIA. Irma empieza a conocer a Mortadelo.

En El huerto siniestro (1987) vemos que el cortejo mortadelero ha pasado a ser acoso, persiguiéndola en plena oficina. Aunque ella le sigue las bromas a Mortadelo y lo considera tanto a él como a su jefe como “dos buenos chicos”, ha tomado conciencia de la necesidad de hacer valer más sus derechos, por lo que no duda a la hora de abofetear a Filemón (después de que Mortadelo le haya tocado el trasero). En cuanto a su rango dentro de la TIA, parece haber sido degradada a la mera función de “avisadora” de Mortadelo y Filemón ante el Súper. Surgen los primeros conflictos con Ofelia y no deja de llamar la atención que la esbelta secretaria haya bautizado a su perro con el nombre de “Ofelio”…¿Será que no es tan inocente como parece?

En El estropicio meteorológico (1987) vemos a la Irma más arquetípica y sensual. El personaje se ha hecho aún más sexy si cabe, acortando su falda y moviéndose de forma provocativa. Sus expresiones y tono de hablar se hacen más melosas, más tontorronas, y coquetea abiertamente con Mortadelo, cuyos disfraces elogia y al que regala bombones, entre otras cosas. No es de extrañar que se convierta en la musa de los sueños del personaje en esta historieta. Sin embargo, cuando Mortadelo pretende excederse con ella, la dulce Irma demuestra no ser tan inocente y le para los pies al personaje (véase la escena en que se “pesa” en Mortadelo, disfrazado de báscula). La ambigüedad en sus relaciones no ha hecho más que empezar. En esta aventura, los celos de Ofelia hacia ella ya son manifiestos, pues se refiere al nuevo fichaje como “lagartona”, en varias ocasiones.




En Los sobrinetes (1988), los parientes de Mortadelo y Filemón sacan el lado más agresivo de Irma, que demuestra cierta crueldad (comprensible, por otra parte) hacia ellos y que descarga por primera vez su agresividad con Mortadelo. En Los superpoderes (1988) Irma se convierte en el objeto de deseo también de Filemón, al que frenará en más de una ocasión. En esta historieta vemos que desempeña un nuevo rol en la TIA, al probar, junto con Ofelia, los inventos del Bacterio y al convertirse en recurso para que los agentes prueben los mejunjes de éste, dejándolos con la boca abierta al llevar el atuendo 48-X, tal vez la imagen más sensual que hemos visto del personaje nunca.

Por su parte, en Las tacillas volantes (1988) comprobamos sus dotes de persuasión ante el resto del personal de la TIA, tanto antes como después de haber sido mordida por el extraterrestre. Su aparición en La cochinadita nuclear (1988) es meramente anecdótica, aceptando de buena gana el galanteo de Mortadelo. Sin embargo, en Armas con bicho (1988), se muestra con él más desdeñosa que nunca, apartándolo de su lado y dejándole bien claro que no le va a permitir el más mínimo desliz. No obstante, esto no es motivo para que Ofelia no siga estando celosa de ella, pues pretende darle en las narices con su nuevo peinado. Al igual que en El candidato (1989), su aparición en La maldición gitana (1989) es poco más que testimonial, aunque en esta última historieta piensa en Filemón, y no en Mortadelo, como pareja de baile.

En El ansia de poder (1989), Ofelia la sigue viendo como un rival, esta vez para sus aspiraciones en la empresa, mientras que el director general se pirra por ella, que combina en esta historieta su carácter pavilacio habitual con una ambición similar a la de sus compañeros. En Va la TIA y se pone al día (1989), aparece como amiga de Ofelia, a la que le cuenta confidencialmente que está cansada de los pellizcos de Mortadelo. El distanciamiento con el personaje principal sigue su curso. No obstante, él sigue deseándola, como veremos en El profeta Jeremías (1989), cuando se le salen los ojos al verla pasar. Ella, sin embargo, lo ignora indolente mientras va a comprar el alpiste de su desayuno.


Tal vez sea este distanciamiento con respecto a Mortadelo el que propicia su acercamiento a Ofelia, con la que confidencia al salir del trabajo y a la que incluso le moldea un busto en El gran sarao (1990). La amistad con Ofelia se mantiene en El inspector general (1990), donde vuelven a compartir charla e incluso la oronda secretaria le descose amablemente la sisa a la Irma. Nuestros agentes, sin embargo, siguen manteniendo su galantería, como es el caso de Filemón, que le sopla el café en Los espantajomanes (1990), o Mortadelo, que la ayuda a pelar a su perra “Pava” en El atasco de influencias (1990).

El canto de cisne del personaje se aprecia en dos historietas cortas de 1990: Hoy se trata de ligar, en la que nuevamente Ofelia le confía sus cuitas y en ¡Inoceeeenteee!, donde tiene una aparición poco más que anecdótica. Estamos en una nueva década, y el control que Ibáñez retoma sobre su serie determina la salida de Irma de la plantilla de fijos. Así, los papeles de “señora tremenda” los representarán ocasionales secundarias y las confidentes de Ofelia serán adefesios femeninos que, para Ibáñez, resultarán seguramente más gratos de dibujar por la carga humorística que conllevan con su diseño.

Y hasta aquí el recorrido de la señorita Irma por la TIA, en unos años que no permitieron al bueno de Mortadelo más alegrías que un besito en la mejilla, un achuchón disfrazado de báscula y muchos sueños despierto…

Real como la vida misma.

24 comentarios:

Víctor1988 dijo...

Irma fue un personaje que se mantiene en la retina de todos, aunque fue claramente secundario. La verdad es que no encajaba del todo en las historietas, porque se notaba que no era un personaje ibañezco.

Has comentado también la escena que más recuerdo de la Irma: cuando Mortadelo le pega un pellizco y ella le sacude una bofetada a Filemón.

Por cierto, muy buena disección a la intervención de la Irma.

Chespiro dijo...

Gracias, Victor. A mí, la verdad, el personaje me gustaba verlo en las historietas, aunque no fueran las mejores de la historia de Mortadelo y Filemón.
De hecho, a Ibáñez no le costaría tanto trabajo rescatarla, ¿no?

Don Guri dijo...

No sé... Nunca me atrajo mucho este personaje. Los gagas a los que daba lugar eran muy tópicos de la típica "tía buena". Quizás debería haberla enfocado desde otro punto de vista (aunque difícil sería, por las características del personaje).
El artículo, como siempre, muy bueno y completo.

Chespiro dijo...

Gracias, Don Guri. Es cierto que los gags eran tópicos y el personaje poco Ibañezco, pero yo la asocio a las lecturas de mi niñez.

Bigotito dijo...

Tambien se la ve en la serie animada que hechaban en antena 3, y en uno de esos capitulos ( al final del capitulo " testigo de cargo") comento : "Me encanta Mortadelo....".

Chespiro dijo...

Sí, curiosamente, rematan el capítulo Testido de Cargo con una escena de Terroristas, cuando Mortadelo e Irma se conocen.
¿Por qué motivo? Resulta difícil de saber.

Víctor1988 dijo...

Lo extraño es que cuando la historieta "Testigo de cargo", no existía la Irma todavía. Y en el capítulo de la serie de antena 3 la incluyeron.

Chespiro dijo...

Parece un intento de crear continuidad con los personajes secundarios de la serie. Supongo que a los responsables les gustó esa escena de Terroristas y decidieron meterla con calzador.

Guillem dijo...

Siempre lamenté que quitaran a Irma de la serie, era uno de mis personajes favoritos cuando era crío, e incluso llegué a dibujar a Filemón casado con ella, con varios niños incluidos (todos con dos pelos, naturalmente). Incluso ahora la prefiero con mucho a Ofelia, que nunca ha llegado a caerme bien. Sera que prefiero los chistes de "tías buenas", que no hacen daño a nadie, a los de gordas, en los que sí hay un componente de burla cruel de una persona sólo por su físico.

Excelente artículo como siempre, por cierto. Y enhorabuenas retrasadas por el anterior, nunca imaginé que existiría una historieta tan terrorríficamente mal hecha de mis chapuzas favoritos. Madre mía lo que llegó a hacer Bruguera con los "negros"...

Chespiro dijo...

Gracias por tus palabras, Guillem. La verdad, hay que reconocer que el papel de Ofelia en la serie ha sido mucho más decisivo que el de Irma. De todas formas, no creo que el papel de Ofelia sea "caer bien" al lector.
Yo, como secundario, prefiero al Bacterio,jeje.

LAUREANO PRODUCTIONS dijo...

Jejeje! La Ofelia al lado de esta ya ni te cuento lo que parece...

Como siempre, Chespiro, un artículazo!

Guillem dijo...

Pues mi secundario favorito es el Súper, mire usted. Todavía lamento que no ganara las elecciones en "El candidato". No hubiera sido peor presidente que los que hemos tenido.

El Señor Lechero dijo...

Bueno, bueno. Al final Ibáñez también hizo que Mortadelo gozara de los placeres de una dama rubia. Razón: el infumable bramido del Trueno

Mortadelón dijo...

Una pena que este personaje surgiese en la peor época de los personajes, si no podría haber dado más de sí.
Un saludo.

Chespiro dijo...

Estoy de acuerdo con lo último, dicho por Mortadelón. En manos netamente ibañezcas la Irma habría dado más juego.

Raul1981 dijo...

Irma era la antítesis de Ofelia, pero sus armas humorísticas sólo se basaban en su ingenuidad y Mortadelo intentando ligar. Coincido con los comentarios que señalan que en manos de Ibáñez se hubiera sacado más partido. Al fin y al cabo a muchos nos gusta ver a una tb en los cómics XDD

Completísimo post.

Bigotito dijo...

Oye ahora que recuerdo , Irma tambien aparecio en una aventura corta de Navidad ( en la ultima viñeta) , junto a M y F , Ofelia, Bacterio , el Super y el inspector general. Oye he puesto 4 post nuevos, pasense a verlos.

Chespiro dijo...

Bien apuntado, Bigotito. Se me había olvidado, aunque salga solo en una viñeta.

Oscar+AB dijo...

Irma era para mí un gran personaje, pero viendo lo que le pasó a Sigrid en "¡bajo el bramido del trueno!" prefiero que el personaje de Irma no exista a día de hoy ... pero sí lamento su desaparición. A mí me parecen brutales las reacciones de Mortadelo ante ella, creo que no pudo tener mejor presentación en "¡Terroristas!". Seguramente Irma se fue porque estaba harta que el edificio de la T.I.A. explotase cada 2 por 3 XD

Grandísimo artículo ;)

Chespiro dijo...

También llevas razón. Tal y como están las cosas hoy día en la serie, la presencia de Irma podría ser muy peligrosa.

Anónimo dijo...

Pues yo creo que su papel parece pensado sólo para Terroristas (una de las de esa época con más intervención de Ibánez) en plan de informador especial para una misión (rollo Von Iatum en los invasores y otros casos similares en la serie) pero que luego los apócrifos decidieron seguir manteniendo. La excusa? en lugar de que trabajara en una divisón especial de terrorismo, la metemos de secretaria y ya está.

Saludos!

Chespiro dijo...

No lo sabemos, amigo Anónimo. En todo caso, yo creo que la decisión de que permaneciera fue de Ibáñez.

cartillero dijo...

¿Cuál fue la última aparición de Irma?
Si no recuerdo mal, creo que salía en una portada de Super Mortedlo Ed. B ya entrados los 90, ¿es correcto?

Yo a veces estoy tentado de pedirle a Ibáñez que me dibuje a la Srta Irma en una de esas firmas pero me da que no sbaría hacerla jujuju

Chespiro dijo...

Sí, fue en una portada. Y cuando se la han pedido, creo que ha argumentado que ya no se acuerda de cómo dibujarla, jeje.