sábado, 29 de mayo de 2010

ENTREVISTA A JESÚS DE COS

Jesús de Cos ha sido, durante años, el más recordado de todos aquellos guionistas que abastecian a las diversas cabeceras de la editorial Bruguera con material "apócrifo" de diversos personajes de la casa, especialmente de los de Ibáñez, concentrándose en su serie estrella Mortadelo y Filemón. Pero no fue esta la única serie del maestro en la que trabajó De Cos, puesto que también se encargó de los guiones de Sacarino, Rompetechos, Pepe Gotera y Otilio, etc.


Un trabajo ingrato en el que se aprecia una evolución de unos primeros guiones cuando menos titubeantes a la realización de historietas largas que, sin llegar a la brillantez del original, no carecían de momentos realmente notables. Con el tiempo, Jesús de Cos pudo permitirse dejar de imitar estilos ajenos impuestos para encontrar su propia voz, realizando guiones totalmente originales que permitieron que su talento aflorara sin cortapisas. En este sentido, destacan sus colaboraciones con Miguel, de entre las que recordamos especialmente a Los desahuciados y al inolvidable Fernández.



Tras la caída del gigante editorial, Jesús de Cos fue, durante un tiempo, editor del semanario Mortadelo y el responsable, entre otros, de "descubrir" a autores como Maikel, Ramis, Cera o Marco. Actualmente combina su faceta como traductor con otros proyectos de los que, seguro, tendremos noticias pronto.


Este artesano del guion historietil tuvo la amabilidad de concedernos una entrevista en la que contestó con toda cordialidad y sin tapujos a todas las preguntas que le hicimos, algo que queremos agradecer desde Corra, jefe, corra. Todos lo hemos leído. Ahora toca escucharle...



Ya saben, "Guion: Jesús de Cos".


1.- ¿Cómo fue tu ingreso en la Editorial Bruguera?

En 1976 yo tenía 19 años y era estudiante. En las demandas de empleo de La Vanguardia leí un anuncio: “¿Quiere ganar dinero trabajando en casa? Necesitamos guionistas de cómic”. Me presenté en la entonces sede de Bruguera, en la calle Camps y Fabrés, y me hicieron una prueba que consistía en escribir un guión de dos páginas de “Pepe Gotera y Otilio” a partir de un guión de muestra. Hice la prueba, al cabo de unos días me llamaron y fui a ver a Sanchis, el jefe de estudio. Me dio unos consejos: pensar en las expectativas del lector, dejar “lo del aumento del precio” para más adelante. Pero no tuve que rehacer el guión de prueba y Sanchís me encargó más guiones. Al precio sin aumento, claro. Para mi sorpresa, me habían aceptado.





2.- Antes de ser profesional del medio, ¿eras lector asiduo de los personajes de Ibáñez u otros bruguerianos?

Ibáñez, Vázquez, Martz Schmidt, Segura, Escobar, Peñarroya, Jorge, Conti, en fin, todos los de las revistas Bruguera y los de TBO, “La familia Ulises”, las páginas de Coll, Tínez, Blanco, Ftur, el primer Raf, que firmaba Roldán, y también los de Jaimito y Pumby, de la editorial Valenciana y los de Novaro.


3.- ¿Qué serie de Ibáñez te gustaba más guionizar? Y como lector, ¿cuál prefieres?

Mortadelo era más flexible
, podía pasar cualquier cosa y tenía el recurso de los disfraces. Como lector, “13, rue del Percebe” y las páginas temáticas “vidas ejemplares” e “increíble pero mentira”, que también hacía Manuel Vázquez.


4.- ¿Era fácil imitar el estilo de Ibáñez?

Era difícil. No por la mecánica, que es sencilla: gags tipo slapstick con preparación, golpe y epílogo, encadenados uno detrás de otro. La dificultad es que hay que estrujarse mucho las neuronas para bombardear al lector sin parar con gags. Es una técnica del cine mudo que Ibáñez admira mucho y que requiere tenacidad. Además, los diálogos son buenos y muy cómicos.


5.- ¿Tuviste que trabajar también con personajes de otros autores de la editorial?

Fue un placer hacer “Leoncio” de Enrich, “Pepe Trola” de Jiaser, “Neronius”, con Esegé,Trotamundo”, del guionista Francisco Serrano con dibujos de Íñigo, el creador de “Lola”, para quién también hice guiones de “Mari Pili y Leopoldino, un matrimonio muy fino”, etc.


6.- Estamos hablando de una época en la que Bruguera negaba los derechos a los autores, a veces incluso eliminaban su firma, y, en todo caso, no estaba demasiado interesada en que se supiera que Ibáñez no se ocupaba personalmente de todas sus historietas…¿Cómo se explica, entonces, que sí aparecieran acreditados los nombres de los guionistas? ¿Por qué no el de los dibujantes?

Me han preguntado eso mismo otras veces y la verdad es que no lo sé. Mi teoría es que guionistas como Andreu Martín, Jaume Ribera, Pérez Navarro, y antes González Ledesma se hicieron valer como autores. Pedir derechos en forma de dinero era impensable en Bruguera, pero me imagino que al menos consiguieron que se incluyeran sus nombres en las historietas. Siempre quiero preguntarle a Jaume Ribera, con quien hablamos de vez en cuando, pero nunca me acuerdo... En cuanto a los dibujantes, no lo sé; habría que preguntarles a ellos.


7.- ¿Tenías contacto con los dibujantes de tus historietas? ¿Te consultaban para la puesta en escena, enfoques, etc.?

Más o menos. Con el tiempo la cosa fue yendo a más. Con los que más trabajamos en común fue con Esegé (Neronius) y con Miguel (Los desahuciados, Fernández); con Nabau hicimos una serie, Adelino Flequillo, delantero del soplillo, de breve vida. Con los dibujantes de Ibáñez (Cánovas, Lourdes, Muñoz) tenía contacto, pero el trabajo era bastante apremiante, mis guiones eran detallados y ellos los interpretaban muy bien, así que no planificábamos demasiado en equipo.

8.- ¿Te quisieron especializar en alguna de las series de Ibáñez en concreto?

La producción se fue decantando cada vez más hacia Mortadelo, de modo que al final acabé haciendo guiones sólo para esa serie.


9.- ¿A qué persona o personas de la editorial recuerdas con especial cariño hoy en día?

A muchas. A los compañeros de la redacción en general, Matías Guiu, redactor jefe y fino humorista, Julio Fernández, extraordinario ser humano, Francisco Serrano, Monstserrat Vives, Mariví Calvo, Mercedes Blanco, Anna María Palé. Y de los dibujantes, Raf, Esegé, Carrillo, Jaume Rivera, March, Ibáñez, Escobar, Nabau, Escolano, Manuel Vázquez y, por supuesto, Miguel.


10.- ¿Cómo fue tu relación con Ibáñez? ¿Hubo alguna fricción por guionizar sus historietas sin su participación?

La relación fue y es amistosa. Ibáñez siempre ha sido amable y generoso conmigo. Como sabes, Ibáñez tuvo un gran contencioso con Bruguera y se vio obligado entablar una batalla legal para recuperar a sus personajes, batalla que ganó, afortunadamente para él y para los derechos de autor en general: en ese sentido, su victoria nos benefició a todos. Nunca hubo fricciones, aunque en otro tiempo Ibáñez miraba con recelo mi airoso tupé rizado. Pero ahora que ambos somos calvos, podríamos friccionarnos las pistas de aterrizaje de la azotea con Centella para muebles.


11.- ¿Te llegó Bruguera a pagar royalties por las reediciones en álbum y las ventas al extranjero?

Royalties y Bruguera, he aquí un oxímoron. Nunca vi un duro. Ojalá hubiera hecho esos trabajos ahora.


12.- ¿En qué momento te hacen “dar el salto” a las historietas largas?

Creo que fue en el 82, cuando me incorporé a la redacción. Por aquel entonces la venta de tebeos había descendido y el negocio se decantaba más hacia los álbumes.


13.- Cuando empiezas a guionizar aventuras extensas de los personajes de Ibáñez se produce un salto cualitativo notable en tus guiones, ¿a qué lo atribuyes?

Más que un salto fue una evolución. Yo trabajaba en varias series, Los desahuciados entre ellas, hacía historias temáticas de 8 páginas para Mortadelo Especial y lo pasaba bien. En suma, la mejora en mis guiones se debió a que me gustaba hacerlo y encima me pagaban.


14.- ¿Podrías decir a nuestros lectores los títulos de algunos de esos álbumes escritos por ti?

A la caza del Chotta, La secta del Zum-bao, El país del petrodólar, La historia del dinero...


15.- De entre ellos, yo destacaría ¡A la caza del Chotta!, dibujado por Juan Manuel Muñoz, una idea bastante original que pasaba por llevar a nuestros personajes a nuevos escenarios con un enemigo muy particular, ¿guardas algún recuerdo especial de ese álbum?

Me divertía con el loco protagonista y con los gags de Ofelia, un personaje machista-feminista. Es fea, gorda, algo malvada y muy vengativa pero también es tierna, lista, y sabe salirse con la suya y dejar a los hombrecitos a la altura del betún. Es uno de esos secundarios que dan mucho juego.


16.- Sin embargo, creo que uno de los mejores que escribiste fue La secta del Zum-bao, en el que se aprecia incluso cierta crítica social. De hecho, te confieso que de niño lo leí durante años pensando que era de Ibáñez, ¿te sientes especialmente orgulloso de este u otro trabajo brugueriano?

Bueno, si lo leíste pensando que era de Ibáñez me siento orgulloso por la parte del guión y creo que el dibujante lo estará por la parte del dibujo. De todos modos, y reconociendo mi deuda con los guiones de Ibáñez, con los que aprendí el oficio, mis trabajos preferidos son los personales, como las series con Miguel Los Desahuciados” y “Fernández” y la página semanal The Mogollon News de la revista Mortadelo.


17.- También escribiste algunas historietas largas de El Botones Sacarino, ¿sabes a qué se debió ese intento de “lanzar” al Botones ( y no a otros personajes de Ibáñez) en aventuras largas a principios de los 80?

No lo sé, la verdad. Creo que probaban lo que se les ocurría.


18.- ¿Hasta qué punto crees que tu trabajo y el de otros guionistas y dibujantes (acreditados o apócrifos) contribuyó a difundir y consolidar la fama de Mortadelo?

Sinceramente, no creo que ni Ibáñez ni Mortadelo lo necesitaran. En algunos momentos (y hablo por mí) creo que más bien fueron en detrimento de la serie. Por supuesto no quisiera quitarle importancia al trabajo de Casanyes, Lourdes López, Cánovas, Muñoz, y de los guionistas Julio Fernández, Jaume Rovira, Casanovas y otros, pero Mortadelo hubiera funcionado igual si estos artistas –yo incluido– no hubieran participado.


19.- Hoy en día ese material se ha eliminado de las recopilaciones de Mortadelo y Filemón, pero sigue siendo carne de coleccionista en ferias del libro antiguo. ¿Qué opinas de eso?

Eso prueba que entre varias personas llegamos a acercarnos a un nivel comparable al que tiene Ibáñez él solo. Se puede apreciar el mérito del trabajo en equipo (o en cadena) y de lo artesanal. “Ibáñez apocrifo”, ja, ja.


20.- Pasado el tiempo, ¿cómo valoras globalmente esa producción que salió de tus manos?

Bruguera me dio la oportunidad de aprender, aunque me gustaría retirar de la circulación todos mis primeros guiones.


21.- Dentro de la obra de Ibáñez, ¿qué época o álbumes te gustan más?

Valor y al toro, El gag del Chicharrón, Chapeau el esmirriau y la primera época de los años 50 y 60.


22.- ¿Tiene algo que ver contigo Manuel de Cos, personaje de Ediciones B caricaturizado en el álbum de Mortadelo ¡Rapto tremendo!?

Es mi hermano. ¡Hey, Manuel, eres un “personaje”, ja, ja! Es editor de Ediciones B y, entre otras cosas, se encarga de la producción de Ibáñez. De ahí las caricaturas en ése y otros álbumes (Manuel aparece, por ejemplo, en otro sobre la informática y los ordenadores, no recuerdo ahora el título).


23.- Ya en los 80 se apreciaron atisbos de libertad creativa con series propias como Los desahuciados y Fernández. ¿Qué recuerdos guardas de ese trabajo en el que no tenías que intentar imitar el estilo de nadie?

Nos sentíamos libres. Hacíamos historias sobre temas que nos gustaban, como el rock o la espada y brujería. Pero la historieta clásica ya estaba en declive y Rovira, March, Esegé, Cera, Ramis, Marco, Miguel, Maikel, un servidor y muchos otros separaron sus caminos.


24.- Profesionalmente, ¿te aguarda algún trabajo comiquero en el futuro próximo?

Quizás, quizás, quizás.


25.- ¿Eres consciente de formar parte de la memoria colectiva de varias generaciones de lectores que guardan en sus recuerdos la leyenda “Guión: Jesús de Cos” en la parte superior de muchas de sus historietas de la infancia?¿Qué le dirías a esos lectores?


De tarde en tarde encuentro a una persona que se acuerda de “guión: Jesús de Cos”. También hay por la web quien se acuerda de mis antepasados por atrocidades guionísticas con la misma firma. A los que me recuerdan con cariño, besos; a los que me recuerdan con rencor, volvereeee, como dijo Freddy Krueger.

¡Muchas gracias de nuevo!




Agradecimiento que reiteramos hacia su persona por su amabilidad y disponibilidad, ademas de por tantas horas de sano entretenimiento que nos obsequió cuando todos teníamos medio metro menos de estatura y medio kilo más de felicidad.



Gracias.



32 comentarios:

Guillem Bayarri dijo...

¡Jesús de Cos! Menudos recuerdos, qué nostalgia más gorda me ha entrado. No lo recordaba por los guiones de Mortdelo, sino por Los deshauciados y sobretodo por Fernández, qué grande era ese personaje y su universo. Nunca pude saber cómo terminaba esa colección. ¿Consiguió Fernández volver a casa?

Gran entrada Chespiro, enorme como siempre, en la línea de este blog.

Chespiro dijo...

Gracias por tus palabras.
Seguro que a Jesús de Cos le agrada ver que se le recuerda también por lo que hizo al margen de los personajes ajenos.

Kaximpo dijo...

¡Fenomenal y aclaratoria entrevista!

Chespiro dijo...

Mérito de nuestro invitado.
Gracias por comentar.

Raúl dijo...

Una entrevista muy completa e interesante. Además se nota que Cos tiene buen sentido del humor :D

Chespiro dijo...

Y tanto que lo tiene, jeje. Le permitió ganarse la vida durante mucho tiempo. Gracias por tu comentario, Raúl.

Don Guri dijo...

Muy buena entrevista. Yo tambien recuerdo bien ese "guion: Jesus de Cos" (^-^) Siempre me parecio curioso que pusieran su nombre (en paginas cuyos guiones obviamente no eran de Ibanez) pero no el de los dibujantes (que igualmente, obviamente no eran Ibanez).

Chespiro dijo...

Pues sí, y el porqué sigue siendo un misterio, Don Guri.

maginelmago dijo...

Una entrevista necesaria a alguien necesario de conocer. Me alegra que Chespirot haya conseguido esta entrevista. Seguramente se podrían haber hecho otras preguntas, pero no se me ocurren. Y había que hacer estar preguntar para darnos a conocer y recordar a la vez la trayectoria de J.Cos. Me asombra de él que ya leyera tebeos antes (es que ve que no ha sido nada habitual en la historieta española cómica;le preguntas a alguien y te dice: "no, si a mí lo que me gustaba era Schopenhauer". Me asombra su memoria. Nos ha recordado nombres, como Nabau o Giaser, o personajes que a veces pensamos que sólo recordamos los lectores.

Tal vez se pueda realizar una segunda parte de la entrevista en algún momento: sobre la etapa concreta de Los Desahuciados y de Fernández, es decir, el tándem Miguel+Cos que tanto juego dio. Y hacerle esas preguntas que no se tienen que hacer como "de dónde sacabas las ideas".

¿Ha dicho de qué trabaja ahora?
¿Tiene credibilidad eso de que volverá a los tebeos? Es que, cuando ya lo teníamos enseñao, le cerraron los guiones.

Chespiro dijo...

Me alegro de que te haya gustado, Magín.
Respecto a las preguntas que nos quedan sin contestar, solo el señor De Cos puede hacerlo.

El Viejo dijo...

Madre mía, qué buena entrevista. Como siempre llegó de último mono, pero tenía que decirlo.

Tremenda entrada de blog, he aprendido cosas que desconocía de aquellos tiempos.

Gracias, amigo Chespiro.

Hergest dijo...

Magnifica entrevista y muy interesante, tu blog ya ocupa un acceso directo en la barra de mi navegador y bien merecido.

Chespiro dijo...

Gracias a ambos por vuestras amables palabras, amigos.

Anónimo dijo...

cachis!! cuanta informacion de un personaje mitico e invisible de mi infancia!!

Canovas, Lourdes Lopez?? Menciono que historietas dibujaron estos nuevos anónimos?? ¿quien dibujo la del petrodolar?

Chespiro dijo...

Todo lo que sé, amigos, es lo que dice Jesús de Cos en la entrevista.

Oscar+AB dijo...

Me encanta cuando realizas entrevistas a personas famosas dentro de este mundillo :D Sale cada perla que da gusto, oye :D

Interesante la pregunta 3. Dice que Mortadelo daba para mucho porque podia pasar cualquier cosa. Eso ha hecho darme cuenta por que resultaban "raras" sus historietas a los lectores, y es por eso: porque sacaban a nuestros agentes del mundo de las misiones. No digo que no fuesen buenos guiones, al contrario, mostraban aspectos diferentes y no por ello menos interesantes, pero el que le sacasen de su perfil de agentes enrarecia la serie, y por eso jesus tenia sus defensores y sus enemigos: los mas cerrados de mentes odiarian este desvirtuamiento y los mas abiertos les pareceria bien que ampliase horizontes. Dice que el resto de series era mas limitada, pero si a Pepe Gotera y Otilio les sacas de sus 'ñapas' y se hiciese un "el dia a dia" tambien darian para mas en ese aspecto.

La pregunta 10 tambien es interesantisima: ¡Ibañez no odiaba a los "negros" que ponia Bruguera! Creo que el amor por Ibañez se deba a que hacia sentir a gusto a todo el mundo, y quizas se daba cuenta que Cos y los demas "negros" eran menos verdugos de la editorial y que, en el fondo, eran igual de profesionales que el. Es muy agradable este buen rollo. Y la muestra es que hubiese chistes calvicios de por medio :)

Interesante la nº22: deberes para mañana: buscar al hermano de Jesus en "el ordenador ... ¡que horror!" (o en una historieta corta de 8 paginas de principios de los 90 que creo que va sobre ordenadores). ¡A investigar!

Oscar+AB dijo...

uy, he puesto "eran menos verdugos" cuando queria decir "eran meros verdugos".

Chespiro dijo...

Gracias por los comentarios, Oscar.
Yo, de momento, no encuentro a Manuel de Cos en El ordenador...¡Qué horror!

ZaZu dijo...

Me remito a las palabras de Hergest. Magnífico material! :D

Chespiro dijo...

Favor que usted me hace, Zazu.

Iznogud dijo...

Sin duda, una entrevista excelente. Jesús de Cos es el guionista más recordado por los lectores de Bruguera. Ojala Ediciones B hiciese algún Superhumor con sus Fernández, Ricky y los Desahuciados para disfrutar de sus creaciones más personales, y de los estupendos dibujos de Miguel. ¿Volverán atrabajar juntos algún día? ¿Será ese el proyecto secreto que están barajando?

Chespiro dijo...

Lo más parecido a una recopilación son las escasas páginas del último tomo de RBA.

ElRinconDelTaradete dijo...

Buena entrevista y buen entrevistado!Ha sido muy interesante leerla.

Chespiro dijo...

Gracias, Taradete.

Mortadelón dijo...

Grandísima entrevista Chespiro. Me he tomado la libertad de reseñarla en mi blog. Gran trabajo.

Chespiro dijo...

Gracias, Mortadelón, me alegro de que te gustara.

s e b a s dijo...

Una buena entrevista a una persona un tanto olvidada creo yo.
Saludos

Chespiro dijo...

Sobre todo si tenemos en cuenta cuántos millones (sí, digo millones) de personas podemos haberlo leído.

ZaZu dijo...

Hay una historieta de Billy Roca, en la que el gato Lee fuma hasta caer en coma para escaquearse de la mili, donde en una viñeta Lee dice: "llevo 14 paquetes de Trucados, 25 puros y dos cañas de bambú... esto no lo aguanta ni el J. Cos!" jajajajajaa!
Decir que en este caso el guión no era de J. Cos sino de Miguel ;)
Entrevistas como esta ponen los pelos de punta a nostálgicos de nuestra índole ay...:)__
Por si a alguien le interesa, la historieta se publicó en el Supermortadelo nº 53.

Chespiro dijo...

La glosa de Zazu ha sido una perfecta guinda para estos comentarios.
Se respiraba siempre el buen rollo entre de Cos y Miguel.

Jaume Ribera dijo...

Pues no me acuerdo, Jesús, cómo fue que empezaron a poner nuestros nombres en las historietas. Creo que protestamos un poco, es verdad, pero sin especial énfasis, y fuimos los primeros sorprendidos cuando se nos concedió la gracia. De hecho, algún dibujante, como Raf, ya ponía antes el nombre del guionista en la primera viñeta, de su propia mano, pero otros no. Los más curioso era lo de los apócrifos de Ibáñez, donde figurana el nombre del guionista pero no el del dibujante, ni ninguna mención al "Equipo".

Chespiro dijo...

¡Es un placer tenerte por aquí, Jaume! Recibe un cordial saludo y gracias por tu testimonio.