domingo, 19 de septiembre de 2010

ENTREVISTA A JUAN MANUEL MUÑOZ



Juan Manuel Muñoz nació en 1961. Desde muy joven empezó a trabajar en la Editorial Bruguera entintando algunas de sus estrellas de papel, dada su habilidad como dibujante. Poco a poco, se fue especializando en los personajes de Ibáñez y fue él quien dibujó algunas de los álbumes que Bruguera editó al margen del autor. Fue, al igual que otros tantos profesionales (Jesús de Cos, Toni Bancells, Casanyes, Lourdes Gimeno...), uno de los miembros del equipo que mantuvo activa la producción de "Mortadelos" y otros personajes de Ibáñez a principios y mediados de los 80. A finales de la década, cuando Ibáñez recuperó los derechos de sus creaciones, colaboró intensamente con él en la realización del lápiz de algunos álbumes enteros (El candidato, La maldición gitana...) y en otros dibujó tan solo algunas de las planchas (Armas con bicho, El profeta Jeremías...).
Su buen hacer fue tal, que durante años, antes de que se pusieran de moda los estudios exhaustivos sobre nuestros tebeos más queridos, muchos pensamos que algunas de estas obras fueron dibujadas íntegramente por Ibáñez. A principios de los 90, cuando Ibáñez vuelve a tomar el control absoluto sobre su obra, Muñoz se convirtió en su mano derecha, llegando así a ser en el principal colaborador que jamás haya tenido el padre de Mortadelo y Filemón. Además, de su labor como ayudante de Ibáñez, Muñoz ha demostrado también su versatilidad trabajando para empresas tan exigentes como la propia Disney, lo que le permitió dar vida a estos clásicos personajes infantiles. Sin saberlo, todos lo hemos leído durante décadas, tanto en España como en el extranjero, y agradecemos la aportación que todavía hoy hace a la siempre fatigosa labor de Francisco Ibáñez. Hablar con él supone un reconocimiento a todos aquellos profesionales que colaboraron en la realización de historietas que marcaron a una generación.




Corra, jefe, corra tiene la satisfacción de entrevistar hoy a un artesano de la historieta: Juan Manuel Muñoz.
Pasen y lean.






1.- Suponemos que, como tantos otros autores, usted era aficionado a las historietas antes de dedicarse a ellas profesionalmente. ¿Qué personajes y autores de Bruguera eran sus favoritos? ¿Tuvo alguna otra influencia gráfica a la hora de dedicarse al dibujo?




Sin duda todos los personajes de Ibáñez eran mis preferidos: Mortadelo y Filemón, Rompetechos, Pepe Gotera y Otilio, Sacarino, 13 Rue ...
También me influenciaron los creados por el genial Raf: Sir Tim Otheo, Doña Lío Portapartes, Manolón conductor de camión, Doña Tecla Bisturí...
Y otros autores como Vázquez con personajes tan fantásticos como Anacleto,Angelito...
Otros dibujantes y su obra me encantaban como: Schmidt, Segura, Nadal...
El cómic francobelga también estaba entre lo que mas leía, especialmente a dibujantes como Franquín , Uderzo, Roba, Peyo, Deliége, Seron, etc...








2.- Para comenzar, ¿podría explicarnos cómo ingresó en Bruguera y cuáles fueron algunos de sus primeros trabajos?


La verdad es que cuando tuve 16 años y tras realizar un curso de dibujo por correo, dibujé una página a lápiz y tinta de un personajillo de mi invención y mi padre me llevó a la Editorial Bruguera.

Allí me recibió el director artístico, que por entonces era Sanchís.Me hizo una prueba para pasar a tinta y días después me dieron misprimeras páginas. Recuerdo que eran dos páginas de unos personajes llamados Pillo y Bollo, que no recuerdo si los dibujaba Antoni Bancells o David, que estaban dentro del estudio de la editorial también entintando y dibujando otras cosas.

A partir de ahí fuí entintando practicamente todos los personajes de la casa,( Zipi y Zape, El profesor Tragacanto, Deliranta Rococó), y posteriormente los de Ibáñez ( Mortadelo, Sacarino,Rompetechos, Pepe Gotera, 13 Rue etc...) .

Con el paso del tiempo comencé dibujando y pasando a tinta un guión de 6 páginas de Sacarino( “El vil mosquito” ), y posteriormente de otros personajes de Ibáñez.







3.- Con el paso del tiempo, usted acabó trabajando principalmente con los personajes de Ibáñez. ¿Fue esto una decisión personal o lo “especializaron” en la editorial?

Digamos que un poco ambas cosas. Evidentemente dibujar los personajes de Ibáñez era lo más, pero a la editorial le interesaba disponer un equipo de dibujantes y guionistas capaces de imitar el estilo lo mejor posible.Por cierto, recuerdo que Sagasti, por aquél entonces director artístico, me propuso hacer una muestra para dibujar a Zipi y Zape, y quedó encantado, pero el problema fue que Escobar se negó rotundamente a tener ningún “ayudante”.



4.- En la última época de Bruguera, como saben ya nuestros lectores, la editorial se dedicó a sacar una serie de historietas y álbumes de los personajes de Ibáñez al margen de su creador. Así, conocimos a guionistas como Jesús de Cos, quien escribió una notable historieta dibujada por usted: A la caza del Chotta. ¿Guarda algún recuerdo especial de este o algún otro álbum realizado en la última etapa de Bruguera? ¿Se siente orgulloso de alguno en particular?


A la caza del Chotta quizás fué sobre todo por guión el más divertido de los que hice por entonces, pero también hubo otros que recuerdo con cariño:
La cochinadita nuclear”, “Las tacillas volantes”, “El candidato” , “La maldición gitana” etc...




5.- Una vez que terminó la producción de Mortadelos al margen de su creador, ¿cómo fue que Ibáñez lo convirtió en su principal ayudante, a finales de los años 80, aproximadamente?


Fueron unos años muy complicados, en los que hice otras cosas , como un personaje para Suecia llamado Bamse. Con Lourdes hice algunos álbumes para Alemania de Sacarino y contacté con Ibáñez mediante su agente y antigua directora de publicaciones de Bruguera la señora Ana Mª Palé.

Por entonces Ibáñez estaba comenzando a publicar en Grijalbo sus nuevos personajes “Chicha, Tato y Clodoveo” y como no podía usar la cabecera de “Mortadelo y Filemón” pues duraba aún el contencioso con Bruguera, salió la revista “Yo y Yo”. También comenzaba entonces el sustituto de 13 Rue, que fué “7 Rebolling Street” .

Así comencé a dibujar y a entintar estos personajes, o a terminar el lápiz de Ibáñez.



6.- Una de las etapas que más desconciertan a los aficionados a la obra de Ibáñez es la comprendida de los años 1987 a 1990, donde distintas personas como Lurdes Martín o usted mismo realizaron el lápiz de algunos álbumes de forma total o parcial: El candidato, El ansia de poder, La maldición gitana, etc. ¿Era, al menos, el guion de esos álbumes del mismo Francisco Ibáñez? En cuanto al dibujo, ¿participó Ibáñez en alguno de los realizados en esa época?



Por ejemplo, en el álbum “Los sobrinetes” el guión es de Ibáñez y el lápiz hasta la pag 12. El resto el lápiz era mío, pero lamentablemente la tinta la hizo otra persona con resultados terribles.En el álbum “El ansia de poderyo hice todo el lápiz, pero de nuevo con un entintado desastroso ajeno a mí.

Era el sistema de trabajo del Bruguera Equip, y la premura de acabar el álbum primaba sobre el resultado final. “La Gomeztroika”, “ El candidato”, “La maldición gitana”, “El profeta Jeremías”, etc...son más ejemplos de ese sistema de producción. Si no estoy equivocado el guión de todos esos álbumes era de Jesús de Cos, el mejor guionista imitando el sentido del humor de Ibáñez con todo el respeto hacia el resto de profesionales que trabajaron en Mortadelo en la época.

*[ NOTA. La autoría de Jesús de Cos al frente de los guiones de esta época resultaba desconcertante, pues De Cos guionizó personajes de Ibáñez durante la época Bruguera, con álbumes sin firma del autor. Nosotros, sin embargo, nos referimos en esta pregunta a aquellas historietas de Ediciones B en las que sí aparece la firma de Ibáñez. Juan Manuel Muñoz nos despeja las dudas y añade al respecto]:




Ha sido un lapsus de memoria, pues esos álbumes eran guión de Ibáñez y los dibujé en la época posterior a Grijalbo cuando Ana Mª Palé era aún su agente artístico.La presión del trabajo era tal que Ibáñez no escribía los guiones, sino que los grababa en cassette, y posteriormente Ana Mª los transcribía.








7.- Algunas de estas obras alcanzan una calidad humorística notable, como es el caso de El candidato. ¿Guarda algún recuerdo especial de alguno de ellos? Estas obras han pasado durante muchos años por auténticos “Ibáñez”, lo cual habla de su buen hacer. ¿Tiene algo que comentar sobre esta época de su producción?


En parte el mérito era sin duda los magníficos guiones de Jesús de Cos.Y bueno fué una época en la que me desarrollé mucho como dibujante, siendo aún muy joven, pues tenía 22 o 23 años.Era un reto trabajar deprisa y bién siempre con la presión de las fechas semanales de entrega.
La parte mas dura llegó cuando Bruguera dejó de pagar. Estuve 9 meses trabajando sin cobrar, con la amenaza de la dirección a todos los “colaboradores” (así se nos llamaba a todos los dibujantes y guionistas) de que si deteníamos la producción nunca nos pagarían. Fueron unos meses muy duros para todo el mundo.



*NOTA [Nuevamente hace referencia nuestro entrevistado a la última etapa de Bruguera, ya sin Ibáñez].




8.- En aquel momento se incluían en estas historietas multitud de detalles absurdos de fondo que varían en su profusión según el dibujante, lo que nos lleva a pensar que dichos elementos no figuraban en el guion original. ¿Era así, ciertamente, o sí se incluían en el guion inicial dado a los dibujantes?


Estos detalles y gags de fondo eran ya algo normal en lás páginas de Ibáñez, y continuamos incluyéndolo el los álbumes posteriores que realizábamos. Eso sí, eran ocurrencias que “paríamos” mientras se iba dibujando la página.








9.- Llegó un momento, en 1990, en que todos estos elementos absurdos desaparecen (o disminuyen), al igual que la presencia de la señorita Irma, etapa que coincide con la reincorporación de Ibáñez a la realización del lápiz en su obra. ¿A qué se debió este cambio?


No hay ninguna razón para ello, que yo sepa. Simplemente Ibáñez deja de incluir estos gags secundarios progresivamente en las páginas. Es como lo del aspecto de los personajes, con el tiempo hay una evolución casi inconsciente.
Supongo que en algún momento la señorita Irma volverá a aparecer, dependerá del argumento de la historia, pero es un tema que le he comentado alguna vez y sólo decide él.








10.- Desde finales de 1993 hasta 1996, usted dejó los álbumes de Ibáñez (ya en Ediciones B) para dedicarse a colaborar con la empresa Disney. ¿Notó mucha diferencia entre el modo de trabajo de ambos lugares? ¿Sabe usted quién lo sustituyó en las tintas en los álbumes de Mortadelo?



En los aproximadamente algo mas de dos años en que dibujé personajes de Disney, me sustituyó una chica cuyo nombre ignoro. Con Disney no había presión en las fechas de entrega, pero eran muy, muy exigentes en cuanto al estilo y el nivel de calidad del dibujo.












11.- ¿Podría explicarnos brevemente cómo es el proceso de elaboración de una página de Mortadelo? ¿Consulta las dudas que puedan surgir en el acabado a lápiz y entintado con Ibáñez (por ejemplo, vía telefónica) o normalmente suele estar bastante claro lo que ha de hacer? El ritmo de producción parece ser tan agobiante que apenas deja tiempo para dudas y vacilaciones…

Muy raramente le consulto algún detalle sobre las páginas.Sobre el lápiz que él me da yo lo redibujo donde es necesario cuidando especialmente las proporciones entre los personajes, su estilo, también la continuidad de aspecto y proporciones de los secundarios, que los fondos, objetos , máquinas, vehículos, etc, tengan lógica o como se dice en el mundo cinematográfico que haya “raccord” entre las viñetas.
En definitiva me preparo un lápiz muy detallado para entintar con precisión.







12.- Usted se ha dedicado a acabar el lápiz de Ibáñez desde álbumes como Testigo de cargo (1984) hasta la actualidad. ¿Va siendo menor el acabado de Ibáñez con el paso del tiempo o sus páginas siguen igual de “terminadas”?


Sigue dibujando de maravilla, y espero a su edad tener el mismo pulso y seguridad que tiene ahora.Evidentemente con los años se ha ido fiando más de mí y algunos detalles no los termina tanto.Ibáñez es una persona muy perfeccionista y muy exigente con el resultado final del trabajo, lo cual coincide con mi forma de trabajar.





13.- En una historieta cualquiera de Mortadelo y Filemón, ¿qué es lo que más detalla Ibáñez a lápiz? Los aficionados suponemos que se trata de determinadas expresiones, los disfraces de Mortadelo, los vehículos, animales, caricaturas de famosos… ¿Están estos elementos más acabados que, por ejemplo, cualquier personaje que aparezca en una postura “estándar”?




Evidentemente los disfraces están totalmente detallados, teniendo en cuenta que a menudo son disfraces nuevos sobre los que no tengo referencias.También los inventos de Bacterio están bien definidos y las caricaturas por supuesto también.Quizás los secundarios los deja más sueltos para que yo me encargue de mantener en todas las viñetas la propoción y aspecto.








14.- Usted ha entintado páginas dibujadas por otras personas a lo largo de su carrera, pero también otros han entintado otras que usted realizó a lápiz. Mejor que nadie, sabe lo delicada y minuciosa que es la labor de entintado… ¿Alguna vez ha tenido la sensación de que quienes han pasado a pluma sus dibujos, han “estropeado” en cierta forma lo que usted ha dibujado en su versión final?




Sí, la labor de entintar o pasar a tinta, es detallista y paciente, siempre con prisa pues es la última fase de la página, y por lo tanto si el lápiz se retrasa, hay menos tiempo y más presión para el entintador.

Es importante aclarar que el término “pasar a tinta” no me gusta. En realidad sería mejor decir que se dibuja a tinta sobre el lápiz . Un entintador tiene que ser necesariamente un buen dibujante. En el cómic norteamericano siempre aparecen los entintadores junto al dibujante del lápiz, puesto que lo equiparan casi al mismo nivel de responsabilidad en el resultado final.

Y respondiendo a la pregunta te diré que sí , muchos trabajos míos fueron defenestrados por entintadores muy malos.








15.- ¿Qué tal es Francisco Ibáñez como jefe? A los fans siempre nos ha parecido una persona muy sencilla y cercana, pero no sabemos si se trata de un patrón exigente.



De hecho, ya lo he comentado antes. Ibáñez adora su trabajo, y a sus fans y como jefe es una persona cercana y afectuosa pero también exigente y muy preocupada por la calidad de todo lo que llega a los lectores, algo que es perfectamente comprensible tras más de 50 años publicando.








16.- Las aventuras de este par de agentes han divertido a millones de personas en todo el mundo durante décadas, pero ¿es divertido trabajar con estos personajes? Y como lector, ¿le hacen gracia Mortadelo y Filemón?



Hombre, a veces no tengo tiempo de leer con tranquilidad las páginas en las que estamos trabajando, pero te aseguro que una vez publicado me leo el álbum como un lector más y me troncho en muchos momentos.
Me viene a la memoria, cuando yo comenzaba de jovencito a interesarme por el mundo de la historieta, el haber llorado de risa literalmente leyendo “Valor y al toro” (en la escena del camarero pequeñajo y el toro en el hueco de las escaleras del hotel) y por supuesto también con otras muchas historias, no solo de Mortadelo sino también de otros de sus personajes.







17.- De todos los álbumes en los que ha colaborado con el maestro, ¿tiene alguno (o algunos) favorito? ¿Y de la producción de Ibáñez en general, al margen de su trabajo conjunto?




No podría escoger un álbum preferido entre los cientos dibujados pero destacaría “Mortadelo de la Mancha” en los últimos años por lo ingenioso de la historia con esos diálogos recordando el castellano del siglo de oro español.
Quizás también “El tirano”, “El señor de los ladrillos”, bueno y decenas más. Como he citado en la anterior pregunta de la primera época destacaría “El sulfato atómico” y “Valor y al toro”, además de muchos otros.





18.- En la misma línea, ¿cuál es su personaje favorito de entre los de Ibáñez?



Sin duda Mortadelo y Filemón, y creo que como secundario Ofelia es sencillamente genial.
Rompetechos sería algo especial, pero sobre todo destacaría las historias en las que aparece su tío Lentejo cuando va al pueblo.
Sobre todo cuando se publicaban en la revista semanal Din Dan, en la portada, eran para descojonarse, con perdón.






19.- En los últimos tiempos han proliferado los blogs, foros e incluso libros (como el de Miguel Fernández Soto, El mundo de Mortadelo y Filemón) sobre la obra de Ibáñez. ¿Qué opinión le merecen estas investigaciones y el interés que su obra suscita en tantos aficionados?






Me parece fantástico que haya ese interés por la obra de Ibáñez, pero deseo también que eso sirva para conocer el trabajo de otros muchos grandes creadores de la época que no tuvieron nunca el reconocimiento público que se merecían o merecen.

Es bueno que en este país se valore el cómic y así como en Europa, Estados Unidos, Japón, etc., se considera un arte con mayúsculas también en España debe llegar a ese nivel.
Y desde luego que la historieta siga ganando lectores entre los niños y jóvenes de hoy, puesto que son el futuro.






20.- Durante décadas, la crítica ha despreciado el tipo de historietas “bruguerianas” (si se me permite la expresión) y a sus autores, al considerarlos excesivamente populares. Con el tiempo, algunos estudiosos de la cultura popular han cedido y reconocen la genialidad de Vázquez, la habilidad de Raf, la denuncia de Escobar…Pero son todavía tímidos a la hora de reconocer la aportación de Ibáñez. ¿A qué cree que se debe este reparo? ¿Es Ibáñez demasiado popular para gustar a los críticos?







Es cierto , que la producción masiva de revistas en los tiempos de Bruguera se consideraba incompatible con la calidad .

Eso es radicalmente falso.Los autores trabajaban dando lo mejor de si mismos, presionados por las fechas y no demasiado bien pagados en general. A veces a los estudiosos, se les olvida que un creador también tiene una familia , hipoteca, etc.Y durante muchos años o trabajabas para Bruguera o prácticamente no tenías muchas más opciones, excepto hacerlo para el extranjero , cosa que la caída de Bruguera propició en los primeros 80.

Y en cuanto al reconocimiento a Ibáñez, creo que viendo las larguísimas colas de lectores que siempre esperan a que les firme un ejemplar, no hay mas que decir.

Ese es la verdadera demostración de su grandeza como artista y creador.




21.- ¿Es consciente usted de su relevancia como principal ayudante (durante casi tres décadas) del autor de cómics más vendido y leído en nuestro país y en parte del extranjero?



La verdad, no creo ser más que un profesional que ha dedicado muchos años a hacer lo que más le gusta, que es dibujar.
Hago mi trabajo lo mejor que puedo y además creo que soy un privilegiado de realizarlo junto a Ibáñez desde hace mas de 30 años, que cuando era un niño ya admiraba.De alguna forma ver su trabajo fué lo que me hizo decir un día: “yo quiero ser dibujante”.








22.- ¿Por qué no ha sido acreditado en los cómics de Ibáñez? Es cierto que en nuestro país no es una práctica demasiado habitual, como ocurre con el cómic norteamericano. ¿No siente el deseo de que su labor sea también reconocida por el gran público, y no sólo por los “especialistas”?




Ciertamente en España no es habitual citar al ayudante o al equipo de un dibujante. Somos muchos los que trabajamos o hemos trabajado en producciones anónimamente.
Y en cuanto a la cuestión de si me gustaría, la respuesta es sí , claro. Todos tenemos nuestro pequeño ego.






23.- Sin duda, es usted una de las personas que mejor conocen el estilo de Ibáñez, uno de los que más ha trabajado con sus personajes. Aunque afortunadamente tenemos Ibáñez para rato, ¿existe la posibilidad de que usted sea su sucesor al frente de la serie cuando el maestro decida colgar los lápices, allá por el 2057?






Esta es la gran pregunta. Espero y confío primero, que los personajes continúen muchos años gozando del favor del público, y si eso es así, supongo que será una transición paulatina y siempre con la supervisión de Ibáñez, que ojalá y como dices se jubile dentro de muchos, muchos años.






24.- Por último, ¿hay algo que quiera decir a quienes llevamos tantos años disfrutando de su trabajo (unos somos conscientes, otros no) y siendo un poquito más felices gracias a esas historietas en las que usted tiene un papel tan destacado?





Dar las gracias a todos los seguidores de Ibáñez por su inquebrantable fidelidad y desear que sigan riendo y disfrutando de la obra de este genial dibujante a la que aporto humildemente mi grano de arena.
Y por supuesto gracias por tu interés en mí y mi trabajo, y espero haber aportado algo más de luz sobre el tema.

Un cordial saludo.








Con esta amabilidad se despide Juan Manuel Muñoz, a quien queremos darle las gracias no sólo por concedernos estos minutos de su tiempo, sino por la labor que realiza en su colaboración con Ibáñez ayudando así a que muchos seamos un poquito más felices. Que no es poco.











Pueden obtener más información sobre el autor en su portafolio:





http://portafoliojmmunoz.blogspot.com/








¡Gracias por su atención!


30 comentarios:

El Viejo dijo...

Desde luego ha merecido la pena la espera, una entrevista muy interesante que ha arrojado luz a aspectos no del todo conocidos de algunas de las colecciones más importantes del cómic español.

Destacar la elegancia de Muñoz contestando y felicitar al buen amigo Chespiro por una indagación que sin duda ya es obligada referencia en futuros análisis de los trabajos de Ibáñez.

Seguimos deseando que el blog prosiga en tan excelente línea de calidad.

Chespiro dijo...

Favor que me hace con sus palabras, Viejo.
Me alegro de que te haya resultado interesante.

Oscar+AB dijo...

Increíblemente fabuloso! Ya no sólo se confirman los rumores sino que se detallan bravamente! Es un gozo leer al dedillo esta entrevista. Felicidades!

Kaximpo dijo...

Una entrevista muy interesante. Aporta luz en algunas etapas oscuras.

La presión del trabajo era tal que Ibáñez no escribía los guiones sino que los grababa en cassette, y posteriormente Ana Mª los transcribía.

Espeluznante. O_O

Easmo dijo...

Awesome. No sabes las ganas que le tenia a esta entrevista y no ha defraudado.

Quiza, por una mezcla de morbo y curiosidad, la pregunta que mas deseaba ver contestada era la de si los albumes bruguerianos consentidos por ediciones B y el maestro tenian algo de Ibañez o eran enteramente ajenos. Me alegra saber que Ibañez si tuvo una minima implicacion.

Aparte, el tono de sus repsuestas a lo largo de la entrevista me ha encantado.

Grandde Juan Manuel Muñoz

Mortadelón dijo...

Extraordinaria entrevista, amigo Chespiro.
Sí te parece correcto la reseño en el rincón de Mortadelón para que darle difusión por doquier.
Muy agradecido a Muñoz por sus reveladoras palabras.

franchesk dijo...

Magnífica entrevista, Chespiro, aunque suene tópico. Con razón nos tenías expectantes.

(si no importa, voy a enlazarlo bien grande en el blog malvado, ¿OK?)

Hergest dijo...

Mis felicitaciones por la entrevista Chespiro, a quedado bastante claro que Ibañez sigue al frente de su serie y que todo lo importante lo hace al detalle.

Chespiro dijo...

Gracias a todos por los comentarios.
Es curioso, se intenta no hablar de las personas que han colaborado con Ibáñez, pero cuando lo hacen, en realidad beneficia al propio autor. En este caso, ha confirmado que, efectivamente, el Maestro sigue al frente de su serie (algo que todavía algunos ponían en duda) y, por otra parte, que en la famosa época 1987-1990, Ibáñez participó, aunque someramente, en guiones y dibujo, frente a la creencia de que no hizo nada durante esos años.
Ah...Y mira que si vuelve la Irma...jejeje.

Chespiro dijo...

Por cierto, tanto Mortadelón como Franchesk, por supuesto podéis enlazarlo donde queráis.

cartillero dijo...

Me uno a las felicitaciones... grandisima entrevista, gracias de parte de todos los mortadelianos!!

ZaZu dijo...

Menuda bomba! Esto sí que es un auténtico trabajo de investigación.

Chespiro dijo...

Todo gracias a la amabilidad del señor Muñoz. Gracias por comentar.

Raúl dijo...

Interesante entrevista, a la vez que muy sincera por las respuestas de Muñoz. Una pena que oficialmente no se le reconozca su trabajo, pero es digno de admirar.

Sería un bombazo el retorno de la Inma.

Chespiro dijo...

Al menos, tiene el reconocimiento de quienes seguimos y nos interesamos por la serie.

Don Guri dijo...

Vaya... parece que el comentario que envie antes no ha aparecido.

Bueno, de todas formas era para expresar lo mismo que tantos otros: que magnifica entrevista, y muy interesante e instructiva.
Gracias!

Gariel dijo...

Tengo que felicitar a Chéspiro por la fenomenal e interesante entrevista al amable Juan Manuel, quien sin duda nos ha reportado unas jugosas respuestas dignas de ser releídas con atención para no perder detalles.

Sin duda lo que más me ha gustado comprobar es el caos y el "sindiós" que hay en la etapa final de Bruguera en la que el pobre Juan Manuel incluso muestra un desorden mental fruto sin duda de lo catastrófico que fueron esos años.

Hay algunas respuestas que darían pie a una nueva pregunta, por ejemplo, la siempre inquieta presencia de Ana María Palé, a quien me gustaría instar a que se preste a una entrevista de aquí mi amigo Chéspiro.

Otro asunto destacable es la frase "a Escobar no le gustaban las ayudas"....Hasta donde yo sé, pocos dibujantes se han librado de la presencia de un "equipo" de colaboración para aligerar trabajo, ni siquiera los renombrados francobelgas. Así que no pongo la mano en el fuego por nadie a estas alturas...

En fin, lo dicho, gran entrevista que me ha tenido entretenido toda la tarde, rescatando de mi memoria álbumes memoriales de esta turbulenta época.

Felicidades a entrevistador y entrevistado.

Iznogud dijo...

Simplemente...Enhorabuena y gracias por la entrevista, Chespiro. Conocer más detalles del ayudante "number one" del maestro Ibáñez es una delicia. Un documento del máximo interés y que nos ilumina sobre algunas cosas que sólo conocíamos por dimes y diretes. Sin duda, tu blog vuelve a demostrar ser uno de los más interesantes y fundamentales para conocer los milagros y pecados de la obra de Ibáñez.

Chespiro dijo...

Gracias a todos. Me alegro de que la entrevista os haya resultado esclarecedora.
Lo que sí tuvo Escobar seguro fueron entintadores, como todos...Tanto Cera como, en ocasiones, sus propios hijos, según oí una vez.

Anónimo dijo...

Sin duda una entrevista esclarecedora, que nos mete en las entrañas de la producción del cómic y aclara el papel de Juan Manuel Muñoz, que parece perfilarse como el Delfín de Ibáñez. Excelente como siempre la aguda entrevista y no menos la labor de investigación de Chespiro, que , como siempre, nos da el placer de una entrevista especializada y profunda. Chespiro, es Vd. ya una pieza fundamental en el universo Ibañezco. Enhorabuena.

Manuel Fernández.

Chespiro dijo...

Usted que me quiere bien, Don Manuel. Supongo que, efectivamente, de aquí a unos años, Muñoz será el sucesor de Ibáñez. De hecho, ya hay varios álbumes de los 80 que fueron realizados totalmente a lápiz por él, luego tenemos una buena garantía.

Mortadelón dijo...

Ya he añadido la referencia a esta entrevista aquí.
He adjuntado unas imágenes que supongo gustarán al propio Muñoz.

Un saludo y gracias, Chespiro.

maginelmago dijo...

La entrevista a un dibujante que no existe en un mundo lleno de historietas suyas.

No puedo añadir nada mejor a lo que ya he dicho sobre este blog, Chespiro.

Chespiro dijo...

Muy poético lo que dices, Magin. Muchas gracias, Mortadelón. Corro a verla.

JuanAnt.Noé dijo...

Me sumo a las felicitaciones, amigo Chespiro.
Me ha costado encontrar un momento pero quería leerla tranquilamente... y me ha encantado.
Es genial que hayas dado respuesta a muchas de las preguntas que los aficionados nos hemos hecho a lo largo de los años.
Muchas gracias también a Juan Manuel Muñoz por sus respuestas, tan concisas y amables.
Aunque públicamente no se reconozca su labor, supongo que le alegrará saber que somos muchos los aficionados que sí la reconocemos (ahora más que nunca) y le agradecemos.
Muchas gracias nuevamente.

Chespiro dijo...

Muy amable, Juan Antonio.
Creo que, poco a poco, iremos oyendo hablar cada vez más de Juan Manuel Muñoz.

ElRinconDelTaradete dijo...

Una muy buena entrevista! Felicidades!Ha sido muy interesante.

Chespiro dijo...

Me alegro de que te gustara, Taradete.

muchapastez dijo...

Chespiro, una entrevista muy bonita e interesante. ¡Muchas gracias a tí y a Juan Manuel!

Chespiro dijo...

Gracias a ti por tu tiempo. Tienes apellido de ser "el mejor cliente de Filemón", jeje.