domingo, 24 de octubre de 2010

FIRMA DE IBÁÑEZ EN CÓRDOBA



Después de muchos años, Francisco Ibáñez volvió ayer, 23 de octubre, a la ciudad de Córdoba para firmar ejemplares, esta vez en El corte inglés. Como no podía ser menos, el humilde escribano de este su blog acudió al evento, acompañado de algunos contertulios habituales que ustedes conocen, como Easmo, El Viejo, Franchesk, además de otros buenos amigos que quisieron también una firma del maestro.

Tras dos horas guardando la cola, Ibáñez apareció unos minutos antes de las seis de la tarde, ante el clamor popular, pues sus aficionados lo recibieron con aplausos y vítores, a los que respondió con varias inclinaciones de cabeza, en señal de modestia.

La firma no se hizo esperar y en ella pude obtener una caricatura de Otilio cuya realización aprovechó el autor para comentar que ya no tiene tiempo de rescatar a estos personajes, aunque hasta hace poco estuvo dibujando otra vez al hijo “ de sus entretelas”, Rompetechos. Ibáñez, que destacó la buena acogida que ha tenido siempre en Andalucía, recordó firmas anteriores en el Salón del Cómic de Barcelona, donde, como ya pudimos comprobar, se forman colas tan largas que le dan “incluso vergüenza”. Me comentó, además, que le gustaría poder atender a todo el mundo, para que nadie tuviera que esperar tanto rato, mas, de momento, no puede dibujar también con la mano izquierda. Por último, hizo una dedicatoria para Corra, jefe, corra, con autocaricatura incluida.











Ante el tropezón de nuestro amigo Easmo cuando fue a firmarle, junto a su hermano Dani, le comentó que no se descalabrara, que perdería un cliente (los tropezones con el dichoso escalón fueron constantes a lo largo de la noche). Easmo consiguió su sueño de que Ibáñez le dedicara un dibujo del Director general en el álbum Impeachment!, a pesar de que el autor tuvo dificultad para recordarlo, porque, como él dijo, lo dibuja de formas distintas y no se acuerda de una vez para otra. Además, Ibáñez contó una anécdota referida a su nieto, quien le dice : “Yayo, hazme un Mortadelo”, después de haberse pasado 26 horas dibujando al personaje, ante su desesperación.










A nuestro amigo El Viejo, Ibáñez le volvió a comentar “la que se lía en Madrid y Barcelona”, en sus respectivos Salones. Insistió en que no sabe cómo los fans aguantan tanto rato para conseguir su firma y, ante el agradecimiento de su admirador dijo que él era el agradecido por la paciencia de la gente.

Como suele ocurrir, la cola que se formó para conseguir la firma de Ibáñez fue impresionante, tanto que salía por una de las puertas del centro comercial, ocupaba una calle entera e incluso daba la vuelta a la esquina. Hay que decir, que a las ocho de la noche, dos horas después, la fila, lejos de mermar, no hacía sino crecer. Tanto fue así que el dibujante estuvo media hora más de lo acordado, hasta las nueve y media de la noche y, a pesar de todo, hubo gente que se quedó sin su firma, pues los encargados de la seguridad tuvieron que ponerse en medio. El personal del centro comercial miraba incrédulo a los de seguridad, quienes les explicaban que la gente que había detrás de ellos no se quería ir aunque ya les habían dicho que no habría firmas para todos.

Entre los integrantes de la fila, hay que destacar la afluencia de personas de todas las edades: niños, ancianos, hombres, mujeres, y, muy especialmente, gente de entre 20 y 40 años. Es importante resaltar que las caras de ilusión no se limitaban a los pequeños, sino que eran más frecuentes, incluso, entre los mayores, quienes acogieron al maestro Ibáñez con un cariño que, desde luego, él devolvió con su eterna sonrisa, que no perdió en las más de tres horas y media de firma.

A su lado, estaba Manuel de Cos, su editor y acompañante en esta firma, quien subrayó el éxito de la firma en Córdoba, a la vez que alabó la belleza de la Mezquita, a la que pudo hacer una breve escapada (fue sumamente halagador que le sonara mi cara de otras firmas). Entra en sus planes, y desde aquí le reiteramos la invitación, venir en otra ocasión a nuestra ciudad. El señor De Cos tuvo la gentileza de hablar con nosotros por más de una hora acerca de Ibáñez y sus personajes, así como de otros autores de Bruguera y Ediciones B, aunque de eso hablaremos en otra ocasión. Manuel de Cos se encargó de que no le faltara de nada al maestro, desde agua hasta rotuladores (gastó media docena, durante las firmas) y también a él hacemos extensivo nuestro agradecimiento.


Ibáñez fue despedido con otra ola de aplausos y con la satisfacción de haber hecho felices a centenares de personas de la ciudad de Córdoba de cuyas vidas forma parte indisoluble.

¡Gracias, maestro!

11 comentarios:

franchesk dijo...

Mucho me temo que cualquier comentario que haga sobre esta entrada u otras que han surgido/van a surgir sobre este evento (que no es sino EL evento) van a sonar a obvias, pero no me puedo cansar de repetir que Ibáñez sigue demostrando que es un dios, De Cos es un gran tipo, que fue muy bonito ver a tante gente queriendo ver al maestro y tantas cosas más que no se olvidan. Chapó al maestro.

Easmo dijo...

Genial cobertura del artículo. Enseguida te mando mi dibujo del director general, a ver si los demas tambien te mandan los que les hicieron a ellos y si eso los pones tambien.

Yo tambien estoy contando lo que sucedió en mi propio blog, aunque aun me quedan detalles por retocar. Te enlazare en cuanto termine.

Saludos eásmicos.

Chespiro dijo...

Gracias a ambos por comentar. Hacía falta esta visita de Ibáñez.

ZaZu dijo...

1 hora con Manuel de Cos! Eso significa mucha información de la que próximamente podremos disponer. El acoso al que somete este bloguero a Ibáñez ha dado sus frutos jeje
Ibáñez como siempre, tan simpático, entregado y humilde con el público.
Enhorabuena por las dedicatorias y por ese rato tan feliz y provechoso.

Chespiro dijo...

Bueno, en realidad pretendo ahondar más en lo que me cuente De Cos, un señor encantador, como pudiste comprobar.
Al final, solo faltaste tú, ¿eh?

El Comediante dijo...

Yo tuve suerte, a las 17:15 me compre el magos del humor del Mundial 2010 y me puse en la cola. Me dibujo un Mortadelo disfrazado de fantasma con su correspondiente dedicatoria

Chespiro dijo...

El Mortadelo fantasma ¡Un clásico!
¿Eres de Córdoba, amiguete?

El Comediante dijo...

Si, soy de Cordoba. El Mortadelo fantasma es un clasico entre clasicos!!

Gracias a dios esperé poca cola, porque he leido que hay gente que se quedo sin que le firmaran los comics. Estaba super nervioso poco antes de que me firmase el comic... tanto que me dijo el de seguridad "tranquilo, que no se va a ir!!!".

Los que estaban detras mio en la cola me hicieron fotos con ibañez y con los tios que iban vestidos de mortadelo y filemon, me las tienen que mandar al correo electronico, a ver si me las mandan pronto...

Chespiro dijo...

Realmente fue muy emocionante. Y el Maestro, cumpliendo como solo él sabe.

dani3 dijo...

Cuenta la historia de Vazquez en el que lo hestaba esperando la policia en la calle.
No pude escucharlo bien.
Te llego el privado?

Chespiro dijo...

Acabo de leerlo, Dani. Dejaré que sea De Cos quien, si quiere, nos relate a todos la anécdota.
Paso a contestarte en el foro.