sábado, 30 de julio de 2011

ROMPETECHOS, EL IDEALISTA

En esta vida, como reza el dicho popular, "nada es verdad ni es mentira, todo depende del cristal con que se mira". Este perspectivismo será expuesto literariamente por Miguel de Cervantes y su Quijote, quien, mediante la palanca de la locura revoluciona el mundo exterior, percibiéndolo de una forma distinta.

Características semejantes, salvando las distancias, encontramos en el Rompetechos de Ibáñez, a quien en muchas ocasiones se ha tachado de gruñón y malhumorado, erróneamente, en mi opinión. El colmo de esta tendencia fue presentarlo como un fascista permanentemente cabreado en la película de Javier Fesser La gran aventura de Mortadelo y Filemón.

                                       

Sin embargo, creo que se debe considerar que aunque, en efecto, Rompetechos acabe muchas de sus historietas enfadado, protestando, esto se debe al conflicto que se provoca entre el mundo real y la visión que él tiene de ese mundo. Visión que, me atrevería a decir, es sumamente idealista.

En la obra de Ibáñez comprobamos que Rompetechos no es solo un tipo capaz de ilusionarse con cualquier nuevo proyecto u objeto, sino que, además, su ceguera lo conduce a una visión del mundo bastante idealizada.

                                              

Así, nuestro cegatón puede ver a tres típarracos estrangulándose en la calle y pensar que son tres niños jugando al trenecito. O bien contemplar un tétrico murciélago y confundirlo con una grácil mariposa.

Podría argüirse que, efectivamente, eso es lo que ve Rompetechos, pero no podemos descartar la posibilidad de que este personajillo cabezón perciba únicamente sombras, movimientos, brumas...y sea su mente la que les dé forma. Al fin y al cabo, ya se sabe que uno ve lo que quiere ver.

                                              

Así, Rompetechos puede albergar una visión de la realidad idealizada, tendente a ver lo que de bello hay en lo crudo de la vida (que llamaremos "ceguera maternal") y otra en la que la idealización conduzca al inmovilismo, a la falta de lucha social (la llamaremos "ceguera política"). Esta última se da cuando ante una injusticia, nuestro personaje crea la imagen de una escena bucólica, idealizada, conformista.


                                         

Pero no pretendemos aquí sacar lecturas políticas del personaje, que de eso se encargan otros, sino más bien de reivindicar el buen talante de Rompetechos, personajillo positivo donde los haya, cuyo drama interno consiste en un enfrentamiento constante y quijotesco entre lo que percibe y la cruel realidad (que no es poco).

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con tu análisis . Aunque también te diré que me la trae al fresco ( si me permites la expresión ) , la posible ideología política que pudiese tener el personaje . Me lo paso genial con sus aventuras-desventuras y punto .
Menos mal que nuestro amado Ibáñez no se ha dejado encasillar ni por las izquierdas ni por las derechas , lo cual en un país tan dado a poner etiquetas , es todo un logro .
Un saludo y te sigo leyendo !! espero que nos veamos pronto en cualquier otra firma del maestro !!
TEBEOS

Chespiro dijo...

Sí, Ibáñez no se ha posicionado, aunque en los últimos tiempos le haya tirado mucho a Aznar.
Curiosamente, Zapatero,que en breve se irá, va a pasar de rositas por los cómics de Ibáñez.

Anónimo dijo...

Buenooo , ya te dije que al Ibáñez de ahora lo leo a cuentagotas ...jejejeje . Estoy releyendo las aventuras de "Rompetechos" del Super Humor nº IX de Bruguera , uno de los libros que me firmó Ibáñez ... y me lo estoy pasando muyyyy bien ; nada de aznares , ni curas ... , sólo diversión pura y dura .
Por cierto , ya veo que le preguntastes a Ibáñez por eso que hablamos de la manía de Rompetechos "y los curas " . En este caso me atrevo a darte "una explicación" : si te metes con un cura , te sale gratis, pero ¿te imaginas si ridiculizase a algún "imán-mahometano" ? . Nada , nada , que siga con los curas, que lo otro es más peligroso y no quiero que Ibáñez se tenga que esconder y dejar sus maravillosas sesiones de firmas.
Y ahora , hablando un poquito más en serio , esa manía de incluir a los curas , aznares , zp´s , etc, etc, qué mal le sientan a las series . Me temo que esos títulos van a envejecer fatal .
TEBEOS

Chespiro dijo...

Bueno,algunos como El Quinto Centenario, siguen siendo muy buenos, aunque claro, me gustaría ver si piensan lo mismo los niños que no conocieron a los políticos que allí aparecen.

Oscar +AB dijo...

Muy buena reflexión (hacía tiempo que no comentaba por el blog). Añadir que más que malhumorado lo que es es un querellante, es decir, una persona que protesta cuando no le ofrecen los servicios básicos como es debido. Y todo, por culpa de su prisma de visión. También estoy de acuerdo en que hacerlo facista no es una buena lectura del personaje.

Por cierto, otra cosa a destacar de Rompetechos es que es muy consumista, siempre está comprándose cosas para alegrar su vida, sea por recomendación de amigo, por vérselo a alguien por la calle o porque simplemente lo necesita, pero siempre le da la vena de ir a comprarse algo. Aquí ya podríamos entrar a especular sobre si Rompetechos vive de alguna pensión por minusvalía visual y que por eso no suele trabajar demasiado.

Saludos!

Chespiro dijo...

Interesante. Puestos a rizar el rizo...No creo que tenga una pensión porque eso implicaría reconocer su problema, cosa que él nunca hace.
Y sí, es cierto que es bastante consumista y que se deja llevar por lo que hacen los demás.

Anónimo dijo...

Por favor...

Ibáñez es claramente de izquierdas.

No hay que ser muy listo para darse cuenta de ello.

Chespiro dijo...

Nadie ha dicho lo contrario, pero también es cierto que se guarda de manifestarlo en cualquier entrevista, reportaje, etc.

Anónimo dijo...

A mí me da exactamente igual " de lo que sea " Ibáñez . Nunca juzgaré una obra y a su autor en función de su ideología , ideario , posicionamientos políticos ,etc , sino por su arte , talento y sobre todo , lo más importante , lo feliz que me haga con su obra . En el caso de Ibáñez lo tengo claríiiisimo, tanto él como su obra son GENIALES .
TEBEOS

Chespiro dijo...

Estoy de acuerdo, TEBEOS.

Easmo dijo...

Rompetechos es la personificación del optimismo casi siempre, sí. La hecatombre será el día que lo veamos perseguir a alguien.

Por cierto, el murciélago de la primera imagen que has posteado se reutilizó igualito (por no decir calcado o copiado y pegado) en una historieta corta, asumo que apócrifa, en la que Mortadelo y Filemón deben esperar un contacto en un cementerio por la noche ¿verdad?

jola dijo...

hola Chespiro! disculpe la intromisión. le deje un comentario en su blog de veras y burlas, porqu eun articulo que ud. publica sobre la historieta me resulto muy interesante y si no le molestaba tenia pensado citar ciertas frases que ud. escribe en dicho articulo para un trabajo que estoy haciendo. Pero para eso necesitaba su nombre y los datos de la revista el cubo (en la cual segun ud. indica fue publicado dicho articulo), simplemente la ciudad de edicion y si es una revista en papel o online? la googlee pero no la encontre! Muchas gracias y disculpe la molestia!

Chespiro dijo...

Llevas razón, Easmo. De hecho, me has dado una idea para un nuevo post.
Jola, mis datos y los de la publicación son los siguientes:
José Ángel Quintana
El Bubo, nº2, Cuarta Época. Enero 2005. Córdoba.

David C. dijo...

que interesante. siempre he pensado que soy un idealista, ahora pienso más.

jola dijo...

Muchas gracias Sr. Chespiro!! Muy bueno su blog!!

Chespiro dijo...

Gracias a usted, Jola.
David C. Ser idealista tiene sus ventajas...y sus múltiples inconvenientes, me temo.