domingo, 17 de julio de 2011

TRANSFUSIÓN DEL HUMOR...DE ROMPETECHOS

En numerosas ocasiones, Ibáñez ha confesado practicar lo que él llama "Transfusiones del humor de Mortadelo", recurso que consiste en hojear, en los momentos de parón creativo, las viejas páginas de su personaje para así tomar inspiración para crear nuevas.
Esta técnica resulta totalmente justificable, dada la gran cantidad de planchas que ha producido nuestro autor y las que tiene que seguir produciendo.
Es por ello que en muchas ocasiones encontramos gags, secuencias, páginas enteras que nos recuerdan a otras. Sin embargo, algunas veces el paralelismo entre la fuente y la reproducción es tan evidente que llama la atención.
Esto es lo que vemos en la portada del número 2 de la II época de Din Dan, que tiene, como de costumbre, a Rompetechos de protagonista. En esta historieta- portada, vemos a nuestro querido personaje conduciendo un coche y sufriendo los mismos avatares que padecerán Mortadelo y Filemón en la página 28 de Concurso-Oposición (1975), con la que culmina el episodio dedicado al candidato cegatón.
Seguramente, si Ibáñez hubiera realizado esta historia hoy hubiera puesto a Rompetechos como aspirante a agente de la TIA. De hecho, no sabemos por qué en su lugar usó a este nuevo miope, en lugar de recurrir a su amada criatura.

Sea como fuere, lo que está claro es que el aspirante de esta historieta cumple el mismo rol que Rompetechos y que sus gags, su tipo de humor, se corresponden más con la serie del bajito cabezón que con la de los dos agentes secretos. Es por ello que decimos que se ha producido una transfusión del humor, no de Mortadelo, sino de Rompetechos.

                                                                          



                                                         

Los paralelismos entre ambas historietas son evidentes, incluyendo parcialmente a los diálogos. Así, en ambas historietas se confunde un globito de un niño con el disco verde del semáforo, en ambas hay una inmersión bajo tierra (en una a través del Metro y en otra por una alcantarilla).

                                            

Además, ambos periplos acaban en remojo, al conducir el auto hasta el mar...Y en los dos el acompañante del cegato ha envejecido notablemente, a consecuencia del susto. Para los escépticos, observen las viñetas.

                                                  

Como apunte final, diremos que en la aventura de Mortadelo y Filemón ¡Rapto tremendo!(2003) encontramos alguna escena similar, si bien los paralelismos no son tan evidentes, con un Rompetechos conductor que vuelve a meterse por el "subterráneo" (sí, sí, el Metro) y con unos Mortadelo y Filemón envejecidos tras la experiencia.

7 comentarios:

Hergest dijo...

Estupendo ejercicio de observación, gracias por compartilo.

Chespiro dijo...

Gracias, Hergest. Algo me dice que nos veremos pronto.

Raúl dijo...

En Expediente J (1997) también hay gags muy graciosos de Mortadelo "Rompetechos" :D

Chespiro dijo...

Cierto, con el virus este que los dejaba ciegos.

gordito_relleno dijo...

Todo un clásico esto de los gags de miopes en Ibáñez. ¡Y qué buena vista la tuya para captarlos!

Chespiro dijo...

No se crea, amigo Gordito,que todo se va perdiendo, oiga, jeje.

Easmo dijo...

Algo evidente que no obstante te ha llevado a otro de tus trabajos de búsqueda y comparación en profundidad.

Mola Chespiro, mola.